martes, 15 de marzo de 2011

Después no digan que son

Después no digan que son
demócratas solidarios,
si han dejado solitarios
en tanta revolución.
Aquella buena intención
tan amable y tan mentada
no les sirve para nada
a los que, sin municiones,
luchan contra los aviones
de Gaddafi y su emboscada.

No hay comentarios: