jueves, 22 de marzo de 2012

Por unas cuantas jornadas

Unos días más o menos
no van a cambiar el mundo,
por eso callo un segundo
todos los ruidos ajenos.
Mientras descanse, los buenos,
continuarán con el sí,
así dispénsenme a mí
por unas cuantas jornadas;
¡almas libres, en bandadas,
seguirán luchando aquí!

No hay comentarios: