sábado, 9 de enero de 2010

Periodistas

Cuando es libre el periodismo
y no ha alquilado su pluma,
con cada denuncia suma
puntos contra el fanatismo.
Siembre al borde del abismo
camina el buen periodista
y no lo asusta que embista
la mafia cobarde y fuerte
pues sabe bien que la Muerte
siempre lo tiene en su lista.

No hay comentarios: