lunes, 18 de abril de 2011

Descanso en Semana Santa

No hago ayuno (ni hago dieta)
y no rezo (pero escribo),
no cabalgo sin estribo
y jamás seré un atleta.
Soy tan solo un mal poeta,
con un ruido en la garganta
que ni ruega ni se espanta
con este mundo tan feo;
y aunque soy gordo y ateo,
descanso en Semana Santa.

No hay comentarios: