jueves, 12 de mayo de 2011

Todos somos responsables

Corremos como si fuera
mala peste la política,
refugiados en la crítica
disparamos desde afuera.
¿Una confesión sincera?
Soy culpable. Que el ausente
de tan querer ser decente
es cómplice del canalla.
Si rehuyo la batalla,
soy cobarde. No valiente.

No hay comentarios: