miércoles, 6 de diciembre de 2017

Humanidad

Somos vergüenzas y hazañas,
inmortales malheridos,
silencios arrepentidos,
frágiles —dulces— montañas.
Andamos rutas extrañas,
abusamos de la suerte;
cuerpo débil y alma fuerte
(o al revés). Nada entendemos.
¿Somos el barcos o los remos
en el río hacia la muerte?

No hay comentarios: