miércoles, 11 de febrero de 2009

Mugabe y su ochenta y cinco

Robert cumple ochenta y cinco
y los quiere celebrar
(champán, langostas, caviar)
con su patriótico ahínco.
Ágil, se salta de un brinco
a la insolente inflación,
al hambre, la corrupción,
al cólera (y tres mil muertos);
¡el festejo es para expertos
en vivir sin corazón!

No hay comentarios: