lunes, 2 de agosto de 2010

Por fin se acabó el mundial

Por fin se acabó el mundial
y jugando a toda caña
(y sufriendo) ganó España
a Holanda, en la gran final.
Terminado el bacanal
de goles y de pelotas,
volvemos por estas rotas
callejuelas de las rimas
para mostrarnos las grimas
las angustias y derrotas.

Y como es muy necesario
conservar el buen humor
haremos con el dolor
armas contra el adversario.
Que el verso contestatario
sea amable y divertido,
que siga dando sentido
y fuerzas en la batalla.
Porque ninguno lo calla,
¡regresa El Entrometido!

No hay comentarios: