miércoles, 15 de diciembre de 2010

Berlusconi se salvó

Berlusconi compra votos
como quien va a comprar pan;
ellos sus votos le dan,
¿él?, los hace sus devotos.
¿Por qué tantos alborotos?
La política es un fiasco,
es una subasta, un asco,
basura sellada en pomo...
¡Hoy huele mal! ¿Pero cómo?
Es que Silvito abrió el frasco.

No hay comentarios: