martes, 5 de mayo de 2009

¡Todos somos unos chanchos!

Apenas se desató
la crisis de "la porcina"
aumentó la medicina
del "perdón, primero yo".
Y así "lo lamento, no,
no hay más vuelos". Zafarranchos
de combate, puntas, ganchos,
muy poca fraternidad.
¿La verdad de la verdad?
¡Todos somos unos chanchos!

No hay comentarios: