jueves, 9 de septiembre de 2010

Los fanáticos de siempre

Terry Jones es un idiota,
un fanático de aquellos
que tienen todos los sellos
de la estupidez, ¡se nota!
Quemar el Corán se anota
como la imbecilidad
más grave y es en verdad
muestra de que el fanatismo
en cualquier parte es lo mismo:
¡ignorancia y necedad!

No hay comentarios: