jueves, 25 de febrero de 2010

No esperen que Lula vaya

No esperen que Lula vaya
y diga: "Cuba está mal";
guarda una deuda (¿moral?)
que lo mantiene en la raya.
Está claro que soslaya
las críticas. Menester
suyo es recordar que ayer
bebió más que ron cubano
y no ha de morder la mano
que le daba de comer.

No hay comentarios: