domingo, 7 de febrero de 2010

Tan solo muy pocos días

Tan solo muy pocos días
viajo (cosas del trabajo)
y mis versos al destajo
aplacarán sus jaurías.
Seguirán las felonías
de los eternos canallas,
levantarán más murallas
los hombres contra los hombres
y gritando nuevos nombres
continuarán las batallas.

Regresaré, duro y terco,
a denunciar miserables,
las palabras se harán sables
para degollar al puerco.
Habrá que romper el cerco
del silencio con el ruido
del verbo que siempre ha sido
arma contra los malvados.
Con sus versos afilados
volverá El Entrometido.

No hay comentarios: