lunes, 6 de febrero de 2012

Cada amanecer, de nuevo

Cada amanecer, de nuevo
que la vida, que la muerte,
que la razón del más fuerte,
que me inundo, que me elevo.
Que la gallina o el huevo,
que el bien y el mal, Dios y el Diablo,
que la boca, que el vocablo,
que el revólver, que la soga,
que la humanidad se ahoga,
que este mundo es un establo.

No hay comentarios: