viernes, 24 de febrero de 2012

Todos vivimos en Homs

Morirse es morir, no hay nada
contra aquello, pero es grave
que nos inunden la nave
con traiciones y emboscada.
En Homs, la ciudad sitiada
por El Asad, va la muerte
oronda, tan fresca y fuerte,
¿y la humanidad? Perdida.
Sin entender que esa herida
le está marcando la suerte.

[la noticia]



No hay comentarios: