martes, 19 de junio de 2007

Esclavos hasta en la China


Tan sólo cuesta cincuenta
en la República China
un esclavo que termina
viviendo más de la cuenta.
Sea calor o tormenta
en Henan no hay inquietud,
sin importar su salud,
su edad, su peso, sus nombres,
¡hacen ladrillos con hombres
que están en esclavitud!

9 comentarios:

La Novia de Gorgola dijo...

que triste por Dios, como podemos formar parte de un mundo donde ocurren estas cosas. Que mente tan monstruosa puede ser tan cruel con el ser humano???

JOSÉ LUIS MEJÍA dijo...

Así sucede, en la tierra
hay hambre, penas y espanto,
lágrimas, tristeza, llanto,
dolor, heridas y guerra.
Sólo decirlo me aterra,
me llena desaliento,
hace imposible el intento
de mejorar lo que somos
cuando se juntan los tomos
de desgracias y tormento.

Xica dijo...

¿Y la famosa "evolución"?
Cada vez me suena más a ficción.
Esto, a veces, parece una película de terror.

JOSÉ LUIS MEJÍA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
JOSÉ LUIS MEJÍA dijo...

Quién sabe dónde ha marchado
tanta civilización,
se habla de revolución
y explotan al explotado.
La notica me ha dejado
un sabor de ingratitud,
¿cómo pasa, por virtud,
que en la República China
el socialismo se esquina
a golpes de esclavitud?

Xica dijo...

"Socialismo", un hibrido concepto por estos dias.
Sirve más para llenar bolsillos, que corazones.

JOSÉ LUIS MEJÍA dijo...

¿Socialismo, socializo,
socializamos, sociales?
¿Si todos somos iguales
quién duerme en el pasadizo?
¿Sólo es un nombre postizo?,
¿sólo —como siempre— es nada?,
¿dónde se halla la emboscada?,
¿quién gana cuando perdemos?,
¿a dónde bogan los remos?,
¿quién rige esta mascarada?

Xica dijo...

Es un misterio Fatal!

JOSÉ LUIS MEJÍA dijo...

Es un misterio fatal
porque el hombre nunca sabe
dónde ingresa, dónde cabe
más beneficio que mal.
Oriental, occidental,
dos partes de un mismo todo,
en medio del acomodo
de políticos y normas
sigamos buscando formas
de sacudirnos el lodo.