sábado, 6 de octubre de 2007

Bush defiende el programa de detención de la CIA


Tan sólo hacemos preguntas,
no torturamos, ¡jamás!,
los invitamos, es más,
a expresarse en nuestras juntas.
Cuando hay maldades presuntas
interrogamos correctos,
eso sí, francos, directos
como un puñete en la cara...
(¡qué metáfora más rara!).
¡Qué métodos más perfectos!

No hay comentarios: