viernes, 5 de octubre de 2007

Chile: Juez ordena arresto de la viuda y de los hijos de Pinochet


Pobre Lucía, está presa;
¿sus cinco hijitos? ¡También!
¡Qué descaro!, ¡qué desdén!
Si ella es casi una condesa...
¿Recibió una suma gruesa
de milloncitos robados?
¡Santo Augusto! ¡Qué malvados!
¡Este juez es comunista!
¿Quién no lo puso en la lista
linda de los fusilados?

Así piensa alguna vieja
hija de la dictadura,
con el alma seca y dura
como el demonio aconseja.
¿Cuál será la moraleja,
señora Hiriart? La avaricia
rompe el saco, muerde, envicia,
nos cobra muertos y engaños...
¡Los pueblos viven mil años
y saben hacer justicia!

No hay comentarios: