viernes, 18 de mayo de 2007

La pasión de Wolfowitz


Hay en el Banco Mundial
un honesto presidente,
que es pacifista, decente,
y el más justo, sin rival.
Pues ni es malo ni está mal
si Wolfowitz aterriza
en la arena movediza
del "te-subo-el-sueldo-amor",
porque nos muestra su honor
(aunque al final nos dé "Riza").

2 comentarios:

Osvaldo dijo...

Con una versificación perfecta, como ya nos tiene acostumbrados José Luis Mejía, y esa fina ironía de la que hace gala, siempre pone una sonrisa en nuestros labios. Admirable, realmente.

JOSÉ LUIS MEJÍA dijo...

Gracias, Osvaldo, mi amigo,
por tus palabras honestas
que para mí son las fiestas
del pan, del sol y del trigo.
Tú que has sido mi testigo,
mi gran jurado y mi juez,
recibe la sencillez
ruidosa de mi amistad,
que es simple pero es verdad
sin máscara ni doblez.