viernes, 18 de mayo de 2007

Mercado de Santa Anita


Ni el obispo Bambarén,
ni la ley, ni la justicia,
encontrarán la pericia
ni lo podrán hacer bien.
No lo digo con desdén,
habremos de quedar mudos
cuando diez mil testarudos
—invasores a degüello—
defiendan el atropello
con sus hijos como escudos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

y a donde van a sacar a sus hijos¿? si es ahì donde ellos viven¿?...

es injusto dejarnos manipular por los medios de prensa... esmjor informanos de lo que realmente sin dejar que todos estos medios amarillistas marquen una "ùnica" verdad..

por q castañeda no negocia con los comerciantes¿?.. por q prioriza el comercio con una transnacional¿?.-. por q una reosoluciòn municipal pesa màs q una resoluciòn presidencial (aunq haya sido don toledo)...
no es muy jalado de pelos q en su resoluciòn municipal diga" todoas las tierras invadidas..pasen a ser de propiedad de los invasores..menos el mercado de santa anita".. por q tanto interès en esa tierra que es terrritorio del estado... q de acuerdo a lo q toledo alguna vez rearfirmò era ppropiedad de quienes ahì vivian.. es mas.. si alguna vez han entrado a ese mercado.. tiene pistas asfaltadas y veredas y vermas.. pequeños jardines y todo.. todo eso lo hizo la gestiòn de belmont.. o sea. pplata nuestra.. de nuestros tributos.. ahì hay inversiòn pueden simplemnte desalojarlos...
no le parece que mientras hay mercados q tiene problemas similares.llevan como 10 años en proceso de disputa.. en cambio ahora , pretenden que de un dìa para el otro se les retire de ahì.

y lo que màs sorprende, es que se han declarado ya los hospitales en "alerta verde" osea.. se les ha dicho a todos lso hospitales que se preparen para una cantidad alta de heridos que van a llegar... asu, ni en la època de la subversiòn.. que estàn pretendiendo hacer nuestras autoridades!!!!

informemosnos...

JOSÉ LUIS MEJÍA dijo...

En algo estamos de acuerdo,
la injusticia es galopante,
la indiferencia alarmante
y el gobierno torpe y lerdo.
En lo que yo no concuerdo
es el hacer tabla rasa
con la ley. Si acaso pasa
la violencia por trabajo,
invadamos a destajo...
(también su casa y mi casa)