miércoles, 4 de julio de 2007

Vivan las caricaturas



¿Tan bravo es Piero Quijano
que lo censura García?
Su caricatura impía
es sólo un acto profano.
Y así esta bien, el humano
si no conserva el humor
se pierde de lo mejor
que tiene nuestra existencia,
mirar con irreverencia
a rey, milico y señor.

Quien le teme a los humores
de los caricaturistas
es el que escribe las listas
de censuras y opresores.
Sean libres los actores
de ciencia, de periodismo,
de cultura, de erotismo,
de puyas, burlas y sorna,
que la libertad adorna
y hacer verdad el civismo.

6 comentarios: