lunes, 2 de julio de 2007

Y todo queda en familia...


¿Ha de ser doña Cristina
la que reemplace a su esposo?
¿Mira el marido orgulloso
con arrobo a su pingüina?
¿Será que así se avecina
un cambio sin sucesión?
Pues de ganar la elección
Fernández, más que contenta,
despertará presidenta
pero en el mismo colchón.

2 comentarios:

pk dijo...

"con arrobo a su pingüina" es
buen verso

saludos

JOSÉ LUIS MEJÍA dijo...

Gracias, PK, el comentario
la agradezco y lo saludo,
sin espada, sin escudo,
inocente, hospitalario.
¿Vencerá todo adversario
la muy señora Cristina?
¿Su marido y su doctrina
(si es que profesan alguna)
celebrán la fortuna
(para ellos) de pingüina?