sábado, 22 de septiembre de 2007

Discurso que Alberto Fujimori dará al bajar del Antonov que lo lleva a Perú extraditado por Chile (si llega)


Quedaré rehabilitado,
voy a sacarlos de quicio,
con un as bajo la manga
voy a ganar cualquier juicio.

Ciudadanos, ciudadanas,

hermanos fujimoristas,
tengo las maletas listas
para pasar las aduanas.
Allá voy, tierras peruanas,
¡ya soy un extraditado!
Todo estaba calculado,
no teman que no hay problema,
me absolverá la Suprema,
quedaré rehabilitado.

Mis armas siguen certeras
(y mis amigos son muchos),
llevo en la alforja cartuchos
para búfalos y fieras.
¿Ellos pensarán de veras
que acabaré en un hospicio,
en la cárcel o el resquicio
más vil de sus intenciones?
¡Con mis lindas filmaciones
voy a sacarlos de quicio!

Habré de cobrar favores,
desempolvaré recibos

y perderán los estribos
fiscales y acusadores.
¿Olvidan los muy "señores"
que estuvieron de pachanga,
cuando les puse de ganga
las empresas del Estado?
Oigan bien, llego esposado
con un as bajo la manga.

No le llamen extorsión,
llámenlo "cuentas pendientes",

¿si todos son delincuentes
dónde está la corrupción?
Dispararé a discreción,
ya se acabó el armisticio…
Si llego hasta el precipicio,
me acompañarán bastantes…
¡Con razones semejantes
voy a ganar cualquier juicio!

2 comentarios:

Jose Villegas dijo...

Del ciudadano japones no he de hablar
mas por sus crímenes tendrá que pagar
Si bien es cierto acabo con el terrorismo
con muchos rivales hizo lo mismo
Tiene las manos ensangrentadas
de muchas gentes ahora olvidadas
Ni olvido ni perdón para el ciudadano japones
que de esta no se escape esta vez.

JOSÉ LUIS MEJÍA dijo...

Que vaya preso quien deba
ir preso por sus delitos,
que se cumplan con los ritos,
con la ley y con la prueba.
Prisión a quien se amanceba
con pillos y con ladrones,
que se llenen las prisiones
con todos los delincuentes,
sean viles o "decentes",
señores o "pobretones".