domingo, 20 de mayo de 2018

Curas pedófilos

¿Miedo a qué? Ciega y cobarde
la iglesia en Roma ha encubierto
cuanto pudo —¡triste y cierto!—
y así le cayó la tarde.
Que se limpie, que no guarde
canallas. Que en la prisión
(no en retiros de oración)
paguen sus culpas (también
fuera un magnífico amén
su pública excomunión).

No hay comentarios: