martes, 11 de septiembre de 2018

Ágil historia de amor

Ella entrenaba después
de clases, él la veía
cada tarde; la sabía
de la cabeza a los pies.
Ella miraba a través
de cuerpos y movimientos,
disfrutaba los atentos
ojos sobre sus caderas,
¿fuera amor? Sus primaveras
se hallaron. Todos contentos.

No hay comentarios: