jueves, 6 de septiembre de 2018

Segunda historia de amor

Divorciados, alas rotas
que probaron el fracaso,
saliendo pasito a paso
y arrastrando sus derrotas.
De repente, como gotas
que se encuentran en el mar,
se tocaron. El lugar
no lo recuerdan. Si llueve
lo gozan. La vida es breve
para no volver a amar.

No hay comentarios: