lunes, 3 de septiembre de 2018

Vieja historia de amor

Ella todo corazón,
él también, pero callado;
va la suerte, rueda el dado
siempre en la misma estación.
La rutina es emoción
cuando lo que es repetido
seduce como el latido,
resana heridas y es fe.
Luego, sonrisas, café
y lo demás que es sabido.

No hay comentarios: