viernes, 24 de noviembre de 2017

Corruptos

¿En política es posible
lo del «yo no lo sabía»?
¿Ser ingenuo —todavía—
vale como incorruptible?
Si el mal —bribón invisible—
por todas partes se cuela,
¿qué haremos? La «clientela»
ya incluye a lo más «bonitos»;
si todos «estamos fritos»,
¿quién apaga la candela?

No hay comentarios: