jueves, 23 de noviembre de 2017

Inimputable

El universo —la vida—
no es justo, no esperes nada,
ni bondad en su mirada
ni piedad con el suicida.
Su fuerza —desconocida
e incomprensible y brutal—
ni salva ni causa el mal.
Dios ciego, sin corazón,
sin odio ni compasión,
inocente y natural.

No hay comentarios: