viernes, 24 de noviembre de 2017

Marcelo

¡Habla, por favor, Marcelo!
Jubilemos —¡de una vez!—
la corrupta sordidez
de la que fuiste modelo.
Déjanos —¡porfa!— el consuelo
de meterlos en chirona;
redímete de persona,
da nombres, cuenta delitos,
para mandarlos (¡malditos!)
a la cárcel. Reflexiona.

No hay comentarios: