viernes, 11 de diciembre de 2009

La sirvienta

Vengo de la provincia; me equivoco,
me dan miedo las máquinas que veo,
plancho, lavo, cocino, me mareo
en este mundo acelerado y loco.

Ya me ha dicho el patrón que lo provoco,
que lo lleno de ganas, que el deseo
es un monstruo sin luz, hambriento y feo,
que tan solo se calma si lo toco.

Soy una cosa más, soy "el servicio",
soy bruta, analfabeta, sucia y lenta;
me hicieron un favor con este oficio.

La patrona me grita y me alimenta;
la odio y me desprecia. Soy un vicio.
Soy nada y hago todo. Soy sirvienta.

No hay comentarios: