martes, 22 de septiembre de 2009

Ni por Cervantes ni por don Quijote

No será por Cervantes (que no estoy
ni a una eternidad de su talento),
no será por Quijote (monumento,
al valor y al coraje, que no soy).

No será por Cervantes (pues no voy
a la grandeza -que era su elemento-),
no será por Quijote (mi jumento
ignora los futuros -vive el hoy-).

Si no es pues por Cervantes (que fustiga
al torpe -como yo- que ya no avanza)
ni por Quijote (fe que no mendiga).

¿Me lograré colar en la añoranza
universal por la gentil barriga
que a algunos les recuerda a Sancho Panza?

No hay comentarios: