domingo, 22 de noviembre de 2009

El guardia de frontera

¿Mi trabajo?, vigilo esta barrera
para que nadie ingrese sin permiso.
Como dice muy claro en ese aviso:
"Deténgase". Yo cuido la frontera.

¿Mi madre? Bueno, sí... Como cualquiera...
Creyó que se venía al Paraíso...
Entre casas y bares, piso a piso,
trabajó de sirvienta y camarera.

¿Esos? A veces. El contrabandista
de gente es el peor. Es un enredo
saber quién es intruso y quién turista.

Hace muchas preguntas... No, no puedo
responderle, señora periodista.
Vigilo y me vigilan. Tengo miedo.

No hay comentarios: