domingo, 15 de noviembre de 2009

Humanidad

Escribo con la fuerza que me resta
después de -una vez más- ver en el diario
que el mundo es un burdel, es un bestiario
donde la sangre es sal y el hambre es fiesta.

El periódico -amable- manifiesta
la sed de algún gorila autoritario,
el hambre de algún lobo mercenario,
o la gula feroz de alguna bestia.

Escribo con el asco en la saliva
y el vómito en el pecho. La verdad
a veces es brutal y revulsiva.

¿A dónde vamos? Monstruo sin edad,
de entrañas sucias y de carne viva,
¿quién te puso de nombre humanidad?

No hay comentarios: