lunes, 23 de noviembre de 2009

El payaso

Este disfraz absurdo y de colores
me sirve de negocio, me alimenta;
cuanto más esté la gente más contenta,
dará mejor propina. Sí señores.

Soy el rey de los reyes impostores
y mi torpe idiotez, tan fraudulenta,
me sirve para el pago de la renta
y apaciguar a mis acreedores.

Vivo de hacer reír con tonterías
que invento, que me copio, que repaso,
que vuelvo a repetir todos los días.

Conozco el llanto, el hambre y el fracaso.
¿Quién me quiere comprar las alegrías?
Hago reír, no río. Soy payaso.

No hay comentarios: