martes, 10 de noviembre de 2009

Yo fui uno más

Yo fui uno más de aquellos engañados
que creyeron que sí, que era posible
vencer al egoísmo, ese invencible,
con mundos de hermandad apasionados.

El partido y el pueblo y los soldados
y la revolución y lo increíble
de acabar con el mal, ese insensible,
con corazones fieros y blindados.

Después lo descubrí. Las manos sucias,
la farsa, la ambición, el despotismo,
las mentiras tapadas con argucias.

Me repugnan traidor y fanatismo
y hoy sé que la mayor de las astucias
es querer ser mejor siendo uno mismo.

No hay comentarios: