miércoles, 21 de octubre de 2009

Será lo que será

Será lo que será (pero que sea)
e irá donde se vaya (que se va),
no sé qué espera haciendo en el sofá
la imitación vulgar de una pelea.

Dirá lo que dirá (su voz golpea)
y habrá de abrir la puerta (la abre ya),
no sé qué busca junto al ojalá
con el que se divierte y me marea.

Tiene caprichos de una niña anciana,
histeria de una abuela adolescente,
es hija y es madrastra y es hermana.

Será lo que será, tan de repente,
memoria de papel, tierna y lejana;
aquella juventud, hoy tan ausente.

No hay comentarios: